Catalua se encamina hacia una inslita fragmentacin electoral - XXX 69 GRATIS

Catalua se encamina hacia una inslita fragmentacin electoral



Comicios el 14 de febrero

La comunidad puede resultar ingobernable con hasta diez fuerzas en el Parlament

Torrent anuncia que no hay candidato para relevar a Torra tras su...

Torrent anuncia que no hay candidato para relevar a Torra tras su inhabilitacin.
EFE

Catalua se arriesga a la ingobernabilidad en el ms inoportuno de los escenarios. Con la crisis del coronavirus en pleno repunte, la comunidad qued ayer abocada irremediablemente a celebrar elecciones el prximo 14 de febrero, despus de que, como era previsible, fracasara la ronda de consultas realizada por el presidente del Parlament, Roger Torrent, para explorar la investidura de un sustituto que relevara al inhabilitado Quim Torra y permitiera dar continuidad a la legislatura.

Ningn grupo parlamentario postul a un aspirante para suceder al ya ex presidente de la Generalitat, con lo que Torrent activar la cuenta atrs hacia los comicios.

El protocolo se iniciar el prximo mircoles, cuando el presidente del Parlament comunicar oficialmente al Pleno la imposibilidad de llevar a cabo una investidura para completar la legislatura. Torrent dar lectura a una resolucin que, posteriormente, se publicar en el Boletn Oficial del Parlament y, a partir de ese momento, se abrir un periodo de dos meses en el que los partidos tendrn su ltima oportunidad para proponer a un candidato. Algo que se da por ms que improbable, dado que las fuerzas independentistas ya acordaron no presentar presidenciable para sustituir a Torra y que no existe mayora constitucionalista para ungir a un presidente de la Generalitat contrario a la secesin.

Finalizado ese periodo de dos meses, el Parlament quedar disuelto automticamente y el Govern firmar el decreto de convocatoria de elecciones, que se celebrarn 54 das despus, es decir, el 14 de febrero, fecha ya anunciada hace semanas por Torrent, incluso antes de dar por acabada la ronda de consultas con los partidos.

Durante este periodo de interinidad, el Parlament quedar sumido en la improductividad, pues el Govern no puede aprobar proyectos de ley, ni los Presupuestos para 2021, pese a lo contraproducente de esta parlisis en pleno rebrote de la pandemia.

Difcil formacin de Govern

No obstante, el verdadero peligro radica en que esa interinidad se prolongue ms all de las elecciones, fruto de la indita fragmentacin electoral que se atisba en el tablero cataln. La divisin del independentismo podra dibujar un arco parlamentario con hasta diez formaciones, con vetos cruzados que podran dificultar enormemente la formacin de Govern; una tarea que ya result complicada tras los comicios del 21-D -los posteriores a la aplicacin del 155- y que se presume todava ms ardua tras el deterioro de las relaciones entre las formaciones separatistas que se ha producido en los dos ltimos aos.

La principal pugna electoral es la que tendr lugar entre JxCat y ERC. En juego est el liderazgo de la causa separatista, pero continuar como socios en caso de amasar una mayora suficiente para reeditar el actual Govern independentista obligara a cesiones de difcil digestin. Una victoria de la lista encabezada por Carles Puigdemont dificultara especialmente cualquier pacto postelectoral. El prfugo podra volver a exigir ser investido, como hizo el 30 de enero de 2018, o imponer un candidato radical para ser ungido en su lugar y que difcilmente ser del gusto de los republicanos.

Tampoco contara fcilmente con el beneplcito del PNC de Marta Pascal o del PDeCAT de ngels Chacn, dos candidatas nacidas de sendas purgas ejecutada por Puigdemont y que ahora propugnan un soberanismo moderado y pragmtico. Claro que falta por conocer si ambas formaciones sern capaces de ingresar en el Cmara y cul ser su influencia postelectoral.

Siempre impredecible es el rol de la CUP, que pretende recuperar a David Fernndez como cabeza de cartel -traicionando su espritu de renovacin constante- para asegurarse un candidato meditico que le garantice continuar en el Parlament.

Una victoria de la candidatura liderada por Pere Aragons abrira la puerta a una va que ERC no deja de negar, pero que figura como una posibilidad real: la de un tripartito con el PSC y los comunes. Al fin y al cabo, esta operacin slo supondra trasladar a la poltica catalana el constante acercamiento entre los republicanos y el Gobierno de Pedro Snchez y Pablo Iglesias, y podra favorecer procesos ya esbozados como la concesin de los indultos a los lderes separatistas condenados por organizar el 1-O.

La alternativa constitucionalista no pasa por su mejor momento despus de la histrica victoria cosechada por Ciudadanos en 2017. Ni el triunfo de Ins Arrimadas hizo posible aritmticamente un Ejecutivo contrario a la secesin. De hecho, la jefa de filas de la formacin liberal ni siquiera se someti a una investidura al conocer de antemano que la tena perdida.

Trasvase en el constitucionalismo

En esta ocasin, todo apunta a un trasvase de votos entre las formaciones contrarias a la independencia. Existen sondeos que auguran para Ciudadanos la prdida de hasta la mitad de sus diputados, lo que favorecera la recuperacin del PP y el PSC y la entrada de Vox en la Cmara catalana por primera vez.

La reparticin de fuerzas no permitira impedir un Govern de tinte soberanista, pero s podra evitar que las formaciones independentistas superen el 50% de los votos, el hito que se han marcado en esta contienda electoral para espolear a su electorado.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *