Murió el conductor Raúl Portal, a los 81 años, tras meses de internación - XXX 69 GRATIS

Murió el conductor Raúl Portal, a los 81 años, tras meses de internación –


Creativo, polémico, audaz y sólido. Sinónimo de la expansión de la televisión argentina, creador de formatos que generaron un quiebre en el medio, Raúl Portal siempre quedará ligado en la memoria colectiva como un hombre disruptivo para la pantalla chica.

Lamentablemente el conductor apagó su luz este miércoles, a los 81 años de edad, en una clínica de rehabilitación, donde ingresó tras padecer dos accidentes cerebrovasculares en los últimos años. En tanto que en junio fue atendido en el sanatorio Los Arcos por un cuadro de neumonía bilateral y fiebre. Según informaron nunca contrajo el coronavirus, pero su estado de salud estaba delicado.

El conductor nació en 1939, en el seno de una familia de franceses, dado que sus padres Raoul y Elise nacieron en tierras de Napoleón. Llegó a estudiar hasta tercer año de la carrera de ingeniería, vendió libros y también departamentos. Pero la explosión de su historia llegó con la inmersión en la televisión, con su debut en el viejo ATC en 1982 con el ciclo Semanario Insólito

Inquieto y siempre con el afán de generar formatos nuevos, Portal alcanzó la masividad con Noti Dormi, un envío que rompió con las lógicas de la época al emitirse a la medianoche, también por ATC. Luego llegaron más y más éxitos, como Robocopia, en el que descubrió a Andrea Campbell, hasta el ciclo más representativo de su trayectoria: Perdona nuestros pecados (PNP).

Con ese proyecto logró imponer la revisión de lo que sucedía en la TV, una dinámica emulada hasta el hartazgo con programas como Televisión registrada, Zapping y muchos más. En ese producto descubrió a Mariana Fabbiani y Federica Pais, nada más y nada menos.

Raúl también se destacó por su desfachatez delante de cámara, a partir de su ingenio para improvisar o generar momentos graciosos. Así construyó latiguillos y frases célebres como “caracúlico“, “pendeviejo“, “currandero“, “manochanta“, “forrándula“, “¡upa!“, “mboheio“, “hop” y un sinfín más.

PNP se convirtió en un clásico, transitó por todos los canales de aire y siempre con excelentes mediciones de rating, de hecho le permitió ganar un Martín Fierro. Claro que la aparición de competidores en el estilo generaron que virará y así apostó por El portal de las mascotas, el ciclo que dispuso de un buen acompañamiento del público por el condimento de tratarse sobre los animales que tanto aman los argentinos.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *