El ataque de furia de Ximena Capristo tras la "acusación" de Silvina Luna como la tercera en discordia entre ella y Gustavo Conti - XXX 69 GRATIS

El ataque de furia de Ximena Capristo tras la «acusación» de Silvina Luna como la tercera en discordia entre ella y Gustavo Conti –


Ximena Capristo encendió la mecha de un escándalo, que incluye muchas aristas. La ex Gran Hermano posteó, ayer, en su Instagram una serie de chats de su marido Gustavo Conti con otras mujeres, donde coquetea y planea encuentros, en una clara prueba de infidelidad.

Lo llamativo del caso pasa por la decisión de la morocha de luego borrar esas imágenes, pero el tema ya quedó instalado, principalmente por el tenor de los conceptos que se perciben en las conversaciones, como por las acotaciones de Ximena.

Desde que estalló la bomba se desató un innumerable número de investigaciones para tratar de averiguar quién era la mujer que chateaba con Conti. En esa línea, Juariu lanzó una teoría muy fuerte, dado que exhibió algunos indicios que direccionaban a Silvina Luna, nada más y nada menos.

“Por favor no digan estupideces como a acusar a una persona, Silvina es mi amiga”, exclamó Ximena.

Esta posibilidad se erigía en una traición muy compleja, a raíz de la amistad de Luna con la pareja, desde que compartieron la casa de Gran Hermano, por lo cual invitaba a pensar en un comportamiento muy grave. 

A pesar de no acudir a los medios para terminar de aclarar todo este entuerto, Ximena saltó a su plataforma digital para por lo menos desmentir que se tratase de Silvina. Y de paso, le pegó a Juariu.

“No hablen por hablar. Cuando me sienta mejor saldré a aclarar todo”, bramó Capristo.

A través de un texto en una storie, Capristo evidenció un enojo descomunal por la teoría de Luna como la tercera en discordia. Por eso, la morocha escribió: “Por favor no digan estupideces como a acusar a una persona, Silvina es mi amiga”. Asimismo, la ex GH le tiró munición pesada a la panelista de Bendita al sostener: “La que creó y divulgó esa fábula es una idiota sin cerebro”. 

En este descargo, Ximena solicitó que no se extienda el fuego de una polémica sin fundamentos y anticipó que en algún momento detallará todo lo que sucedió con los chats filtrados de Gustavo. “No hablen por hablar. Cuando me sienta mejor saldré a aclarar todo”, aseveró.

Para cerrar, Capristo entregó algunos indicios de los argumentos que la empujaron a difundir esas conversaciones privadas de su esposo, así como confirmó que no es un invento suyo. “Publiqué esos mensajes porque fue un impulso y me arrepiento, pero no soy mentirosa”, sostuvo. 

Entonces la duda vuelve al tapete, sigue latente la incógnita de quién era la mujer de los chats de Conti.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *